Tours Berlin logo

TOUR 3  (6 horas)

Potsdam Jardines y Palacios

Potsdam

Potsdam, a muy escasa distancia de Berlín, fue el lugar donde los reyes prusianos erigieron sus más bellos palacios, hoy en día declarados patrimonio de la humanidad por la UNESCO. La corte, las intrigas y la política se trasladaron a este paisaje de cuento de hadas a orillas del Havel, entre inmensos bosques y grandes lagos.

El esplendor, la decadencia y el resurgir de Prusia, ese reino guerrero que alumbraría la unificación de toda Alemania, constituyen un emocionante recorrido a través de la historia que nos llevará incluso más allá del pasado, porque a su vez, Potsdam representa uno de los momentos más importantes del mundo contemporáneo:

Tras el fin de la segunda guerra mundial, Winston Churchill, Harry Truman y Iósif Stalin se reúnen aquí para discutir el reparto de Alemania y la configuración del nuevo mapa del continente, el cual quedaría irremediablemente marcado por la cortina de hierro y la amenaza de la guerra fría.

Durante nuestro paseo tendrás la oportunidad de ver el Glienicker Brücke, (Puente Glienicker) el puente que cruzaba ese telón de acero y que fue utilizado para el canje de espías entre la CIA y el KGB, hoy también escenario de películas históricas y ciencia ficción.

Además pasaremos por el palacio de Cecilienhof, última morada de la monarquía y sede de la conferencia de Potsdam entre los tres grandes: Churchill, Truman y Stalin.

Bordeamos el Lago Sagrado, los Jardines Nuevos y visitamos el Palacio de Mármol, pertenecientes a Federico Guillermo II, el rey más libertino de la historia de Prusia, también visitamos la antigua cárcel de la STASI y la ex prisión de la KGB y Barrio Prohibido, lugares oscuros durante la ocupación soviética, nos detenemos en la colonia rusa Alexandrowska, una joya exótica antes de entrar en el casco viejo de la ciudad a través de la majestuosa puerta de Nauen, pasamos por el Barrio Holandés, conocido como el “pequeño Amsterdam” y por supuesto visitamos el palacio de Sanssouci, rococó en su estado más puro mandado construir por Federico II el Grande, el hombre que llevó el despotismo ilustrado a las cortes europeas.